Estudio de ODECU analizó la calidad nutricional de los huevos de gallina, tradicionales y libres de jaula

La investigación de ODECU constató que no existen diferencias nutricionales entre los huevos de gallinas tradicionales y de gallinas libres de jaula. Sin embargo, en lo que respecta al aporte de Omega 3, hay una marca que no cumplió con lo declarado y que puede catalogarse como publicidad engañosa.

En Chile se consumen diariamente más de 13 millones de huevos. De hecho, según cifras de Chilehuevos, durante 2021 se alcanzó un récord de 247 unidades por persona, lo que implicó un crecimiento de 33% en la última década. Este dato ubica el consumo de huevos de los chilenos por sobre países como Alemania, España, Francia o Reino Unido.

Dada la importancia de este producto en la alimentación chilena, la Organización de Consumidores y Usuarios, ODECU, decidió realizar un estudio para determinar la calidad nutricional de los huevos de gallina, en este caso, tradicionales y libres de jaula, disponibles en las grandes cadenas de supermercados.

Entre los resultados más importantes destacó que en general todos los huevos, sin importar su procedencia, proporcionan el mismo aporte nutricional, independiente de su precio. En tanto, respecto al nutriente Omega 3, una marca que lo declara en su rótulo, y que se comercializa a un precio mayor, en las pruebas de laboratorio no cumplió con lo declarado.

La investigación realizada por ODECU tuvo como objetivo contrastar los valores declarados en la información nutricional de los envases con los resultados de los análisis obtenidos en laboratorio. Además, se verificó si estos productos son seguros, analizando la presencia de salmonella y otros patógenos.

Respecto a la metodología, para la determinación de las marcas que compondrían la muestra, se realizó un sondeo en los sitios web de los supermercados con cobertura nacional: Jumbo, Lider, Santa Isabel, Telemercados, Tottus y en los catálogos electrónicos del Mayorista 10 y Unimarc. Se encontraron 12 marcas de huevos tradicionales y 10 marcas de huevos de gallinas libres, siendo estas siendo: Tradicionales: Cintazul, Coliumo, Cuisine & Co, Don Custodio, Huevos de Talca, , Lider, Nuestra Cocina, Omega 3,  Santa Marta, Santa Sofía, Tottus y Yemita. En tanto, para las marcas de gallinas libres fueron: Campo Libre, Cintazul, Cuisine & Co, Ecoterra, Gallina Feliz, La Castellana, La Granja, Nuestra Cocina, Omega 3y Selección.

Resultados

En cuanto a los resultados, se utilizó un porcentaje de adecuación al comparar los datos de proteínas, grasas y sodio que se informan en el etiquetado nutricional del alimento comparado con los valores obtenidos en el laboratorio. Esta comparación es siempre en base a 100g.

En cuanto a la energía, todas las muestras analizadas, tanto de las gallinas libres como tradicionales, cumplen con lo que declaran, ubicándose en general entre las 130 y 145 kcal. Lo mismo para las proteínas, todas las muestras analizadas, en ambas variedades cumplen con lo que declaran, aportando en promedio 13 gramos de proteínas.  

Sobre las grasas totales, todas las muestras analizadas, tanto de las gallinas libres como tradicionales, cumplen con lo que declaran, promediando entre 9 y 10 gramos. Mientras que para las grasas poliinsaturadas, beneficiosas para la salud, existen varias muestras que NO cumplen con lo que declaran y presentan valores inferiores, esto ocurre en: Grupo de huevos de gallinas libres: Cuisine&Co., Gallina Feliz y Omega 3; Grupo de huevos tradicionales: Cuisine&Co., Don custodio, Nuestra Cocina, Ho Omega 3, Santa Marta, Santa Sofia.

Para el colesterol, en general, la mayoría de las muestras cumplen con lo que declara, con excepción de la marca Santa Marta de huevos tradicionales, que no cumple, ya que supera en más de un 20% lo que declara en su etiquetado. También para el sodio, la mayoría de las muestras cumplen con lo que declaran, con excepción de la marca Ecoterra de huevos de gallinas libres que no cumple, ya que supera en más de un 20% lo que declara en su etiquetado.

El fraude del Omega 3

Un resultado relevante tuvo que ver con el Omega 3. En general en la composición del huevo el aporte de Omega 3 es bajo, pero existen marcas en el mercado que indican presentar mayor contenido de Omega 3, lo que conseguirían adicionando el nutriente en la alimentación (harina de pescado) de las gallinas.

En cuanto al contenido de Omega 3, sólo dos marcas declaran su contenido en el etiquetado, la marca Omega 3 en sus versiones gallina libre y tradicional, pero en ambas variedades NO cumplen con lo que declaran, de hecho, presentan valores muy bajos en cuanto al contenido de Omega 3. El resto de las marcas se consideró como sin determinación, pero de igual manera se puede apreciar que el contenido de Omega 3 es bajo, tanto en los huevos de gallina libres, como en los huevos de gallinas tradicionales.

Para Stefan Larenas Riobó, Presidente de ODECU, esta situación relacionada al Omega 3 “es de suma gravedad, ya que constituye al menos dos incumplimientos. Primero, el producto se comercializa a un precio bastante superior al de los huevos tradicionales, precisamente por contener Omega 3, pero en la práctica no cumple con lo que declara, y segundo, estamos frente a una situación de publicidad engañosa, lo que es una clara infracción a la Ley de Protección al Consumidor”.

Ahora, acerca del análisis microbiológico, para evaluar si existía algún tipo de contaminación con patógenos presentes en las distintas muestras de huevos, ninguna de las muestras analizadas   presentó Salmonella. En cuanto al recuento de aerobios mesófilos, ninguna de las muestras analizadas superó los valores establecidos por el RSA, e incluso presentan valores muy bajos de bacterias, mohos y levaduras. Por ende, todas son inocuas para la salud.

Finalmente, el Presidente de ODECU manifiesta que este estudio es muy clarificador ya que, “si bien el principal objetivo del estudio era verificar el valor nutricional de los huevos, algo que se comprobó, nuestra organización no está ajena al debate respecto a la forma de crianza de estas aves, que como sabemos, su hacinamiento puede producir enfermedades transmisibles al ser humano, tal como fue el caso de la gripe aviar en 2009. Por lo tanto, el método de crianza de las gallinas tiene un valor muy importante ya que reconoce un compromiso con el bienestar animal”.

Para ver el estudio completo, ingrese aquí.

Impactos: 309

Artículos relacionados