ODECU propone a Comisión de Economía del Senado la ampliación del derecho a retracto en compras online y presenciales

Esto, luego de la presentación de ODECU en la que se señaló la necesidad de avanzar en dicho derecho en el marco de la denominada “Ley Pro Consumidor”.

La pandemia por COVID-19 ha representado una serie de desafíos y nuevas posibilidades para el comercio. En especial, las ventas online han visto un súbito incremento, lo que implica que nuevamente se ha puesto en discusión el derecho a retracto establecido para este tipo de compras y en las condiciones en las que se llevan a cabo, a fin de mejorar el sistema mismo y la relación entre proveedores y consumidores.

Es así que en el marco de la discusión del proyecto de Ley Pro Consumidor, ODECU fue invitada a expresar su opinión sobre este y otros temas relacionados con los derechos de los consumidores, con el propósito de poner en el debate la postura de los consumidores y usuarios quienes, dentro del contexto de las compras por internet, han tenido una serie de dificultades, como es el denominado “derecho a retracto”.

En la discusión particular respecto al retracto, el Presidente de ODECU apoyó la idea de establecer el retracto como un derecho del consumidor y que este no quede sujeto a la voluntad del proveedor como es actualmente. Además, manifestó a la Comisión de Economía del Senado la consideración de ampliar el plazo para retractarse al realizar una compra, el que hoy en Chile es de 10 días, mientras que en la Unión Europea el plazo es de 14 días, esto en consideración de los posibles problemas o arrepentimientos que pudiesen surgir una vez adquirido el producto.

Según relata el Presidente de ODECU, aun cuando la ley contempla el retracto, sería necesario avanzar todavía más en ésta, y que especialmente “se considere la posibilidad de eliminar la expresión de causa del retracto o eventuales condiciones del proveedor”.

Mas aun, y con el fin de avanzar en los derechos del consumidor, para ODECU el derecho a retracto debiera ser un derecho de aplicación general para todo tipo de compras, presenciales o a distancia, por los efectos que provoca en los consumidores las estrategias de marketing que provocan compras impulsivas y consumo innecesario, con efectos sobre los niveles de sobreendeudamiento y con impactos evitables en el medio ambiente, los que en su conjunto justifican un periodo de reflexión o enfriamiento”.

Esto significa, a juicio de Stefan Larenas, que “es necesario extender este derecho todas las compras, con el fin de darle al consumidor un periodo razonable para repensar su decisión, siempre y cuando ésta cumpla con las condiciones establecidas en el contrato”.

La Comisión de Economía del Senado determinará la próxima semana si las indicaciones mencionadas serán incluidas en la Ley de Protección al Consumidor.

Para leer la minuta completa de la posición de retracto de ODECU, ingrese aquí.

Impactos: 72

Artículos relacionados