ODECU apoya el anuncio del Ejecutivo respecto a la venta de medicamentos sin receta

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile, respalda el anuncio del Gobierno para que los medicamentos sin receta se puedan vender en lugares que no sean farmacias, medida que ODECU viene promoviendo desde 2012.

El anuncio del Gobierno para que se puedan vender medicamentos sin receta en recintos que no sean farmacias, viene siendo algo relevante para ODECU desde 2012, momento en que la organización planteó los beneficios de la comercialización de medicamentos llamados OTC (over the counter)

ODECU ha planteado que éste no es sólo un problema médico, sino, especialmente, un problema ciudadano, en el que están en cuestión el acceso a ciertos medicamentos y la apertura de posibilidades para el libre ejercicio del derecho a elegir, y el deber del autocuidado.

“Sostenemos que los ciudadanos, junto con ejercer soberanamente sus derechos, están perfectamente capacitados para hacerlo con responsabilidad y criterio. Los consumidores que adquieren estos productos que hoy día solo se venden en farmacias, son personas adultas, y no necesitan la tutela de nadie para tomar decisiones sobre su salud, particularmente cuando se trata malestares pasajeros”, indica Stefan Larenas, Presidente de ODECU.

En el grupo de medicamentos llamados OTC se encuentra, por ejemplo, aspirinas, antigripales, antiinflamatorios, cremas prepost natal, vitaminas y multivitamínicos, entre otros, parches de león, entre otros. Estos fármacos, a pesar de que no requieren receta, deben sin embargo ser expendidos por establecimientos autorizados en forma regulada y supervisada.

Por otro lado, hay que recordar y destacar que la propuesta no incluye a los medicamentos que exigen receta médica, ya que, en este caso, sí se requiere una supervisión obligatoria de un profesional de la salud, y deben ser expendidos en establecimientos especializados, como las farmacias.

Entonces, a nuestro juicio, la acción de vender o no medicamentos en establecimientos que no sean farmacias, no implica un problema de salud o sanitario.

Por otra parte, los análisis y estudios económicos que se han realizado respecto a esta propuesta indican que los precios de los medicamentos tenderían a bajar, entre un 15% y 40%, como ocurre en cualquier mercado en el que se incrementa la competencia, lo que beneficia directamente a los consumidores.

“Lo que enfatizamos es que estos medicamentos se expendan en establecimientos, incluidas las farmacias y que cumplan con las disposiciones establecidas sobre almacenamiento, exposición, información a los consumidores, venta a mayores de edad, entre otras”.

Por último, y lo más importante, donde quiera que se vendan los medicamentos, con o sin receta, ODECU insiste en que es imprescindible emprender sólidos programas de educación para el auto cuidado, empresa en la que deberían jugar un rol protagónico los profesionales de la salud, entre los que cuentan, naturalmente, los químicos farmacéuticos.

Impactos: 147

Artículos relacionados