ODECU demanda a Apple por ralentización de equipos iPhone

ODECU solicita en su demanda que Apple compense con $126 mil a cada usuario en Chile poseedor de un iPhone, y que haya sido afectado por la obsolescencia programada, esto, además de la reparación o recompra de sus aparatos.

Quienes desean formar parte de esta demanda, deben ingresar a Odecu.cl, ubicar el banner y llenar un formulario con los datos requeridos.

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile, ODECU, demandó a Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, por supuestas prácticas que reducirían la vida útil de varios de sus modelos iPhone, hecho que ya había sido denunciado por agrupaciones de consumidores en Europa y Estados Unidos.

La demanda fue declarada admisible por el 23º Juzgado Civil de Santiago, y el objetivo de ésta es “cautelar el interés colectivo” de quienes compraron iPhones entre 2014 y 2017.

ODECU solicita en su acción que Apple compense con $126 mil a cada usuario en Chile poseedor de un iPhone, y que haya sido afectado por la obsolescencia programada. Además, la organización de consumidores solicita la reparación o recompra de los aparatos.

Stefan Larenas Riobó, Presidente de ODECU, explica que esta demanda “busca velar por el interés colectivo de quienes fueron engañados al momento de adquirir un iPhone, porque nunca fueron informados que, a través de la actualización del software, se generaban los efectos negativos en sus celulares. Los consumidores fueron engañados por el actuar negligente de una prestigiosa empresa como Apple. Las personas compraron un dispositivo móvil que debe cumplir con lo que se promete, que es mayor eficiencia, pero eso no ocurrió.”.

Los modelos afectados con esta práctica son el iPhone 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7 y 7 Plus, además del modelo SE.

El argumento legal de la ODECU es que diversos modelos de iPhone “presentaban un funcionamiento deficiente, sea por sufrir de apagados intempestivos o por mostrar un funcionamiento más lento. Esto último se debía a que los sistemas operativos de los equipos fueron actualizados con parches de software transmitidos remotamente por Apple a través de internet y que tenían por objetivo, entre otras cosas, -ahogar- el funcionamiento del procesador y ralentizar los equipos anteriores al último modelo, supuestamente para -mejorar la experiencia- de los usuarios. Sin embargo, ello jamás fue informado a los usuarios de estos equipos y, por el contrario, fue decidido deliberadamente y ejecutado por el fabricante Apple”.

Frente a este escenario, Larenas plantea que el objetivo fundamental es “reparar el daño causado a los consumidores afectados y establecer un precedente en América Latina ante una empresa de tanto prestigio como Apple”.

También agrega que, “si bien es cierto, todas las personas poseedores de un iPhone serían beneficiados con el resultado de esta acción, igualmente ODECU necesita del apoyo de todos, por lo que pedimos que se inscriban en www.odecu.cl, ubicando el banner y accediendo al formulario”.

Al acoger la causa, la Justicia chilena solicitó antecedentes a instituciones del Estado, tales como la Subsecretaría de Telecomunicaciones y el Servicio Nacional de Aduanas, además de los operadores Entel, Movistar, Claro, WOM y VTR.

Impactos: 51460

Artículos relacionados