ODECU se manifiesta a favor de Tecnólogos Médicos en Tribunal Constitucional

Con varios expositores y un arduo debate se realizó el jueves 4 de julio la audiencia en el Tribunal Constitucional que discute la situación en la cual se encuentran los Tecnólogos Médicos con mención en Oftalmología y Optometristas graduados en el extranjero, que en la actualidad están impedidos de ejercer los llamados vicios de refracción en las ópticas nacionales.

La instancia, que se extendió por más de dos horas, contó con la participación de, entre otros, el Presidente de la Organización de Consumidores y Usuarios, ODECU, Stefan Larenas, quien se mostró a favor de la medida de la derogación del inciso segundo del artículo 126 del código sanitario, que es la que limita la participación de estos profesionales en el desarrollo de los mencionados problemas.

A raíz de aquello, Larenas expresó el “enorme avance que significaría para los consumidores el que Tecnólogos Médicos con mención en oftalmología y Optometristas graduados en el extranjero puedan atender los vicios de refracción dentro de las ópticas” aludiendo que “no sólo se atiende a un problema de salud pública, sino que también, desde el punto de vista de los consumidores, incentiva la competencia en el mercado, en directo beneficio de la población”.

A su vez, el Presidente de ODECU manifestó, desde su propia experiencia, cómo en otros países son los Optómetras quienes atienden la Miopía, el Astigmatismo y la Presbicia señalando que “en los 15 años que viví fuera de Chile jamás me atendí con un Oftalmólogo”, dando cuenta de otras realidades que pueden ser emuladas en nuestro país en pos de consumidores.

No obstante lo anterior, desde la organización de consumidores se manifestaron a favor de una política de certificación para los profesionales que se dediquen a la materia, en tanto ésta debe contar con los más altos estándares, enfocado a su vez en la necesaria competencia de quienes se dediquen a la actividad, así como también la obligada derivación a un médico en caso de la persona manifieste alguna patología que no sea un vicio de refracción.

También, respecto a la integración vertical, Larenas manifestó que la receta es portable, es decir, el dueño de la receta es el paciente y éste puede adquirir sus anteojos donde mejor le parezca.

Larenas destacó además la importancia de los Médicos Oftalmólogos, señalando que la medida en discusión, lejos de atentar contra su profesión, apuntaría a generar un mayor descongestionamiento a las listas de espera, permitiendo que patologías simples puedan ser atendidas sin la necesaria participación de los especialistas, cada vez más escasos en Chile.

Acá puede ver la presentación de Stefan Larenas ante el TC.

Impactos: 141

Artículos relacionados