Resistencia a los antibióticos: McDonald’s, Subway y KFC no se hacen cargo de la crisis de salud mundial que esto representa

Las tres compañías sólo han adquirido compromisos en Estados Unidos y Canadá para detener el abastecimiento de carne o aves de corral criadas con antibióticos usados en medicina humana. ODECU, miembro de Consumers International, exigirá a estas multinacionales que también esto se realice en Chile.

Un nuevo informe publicado por Consumers International (CI), la federación mundial con más de 240 organizaciones de consumidores miembros, ha puesto de manifiesto la falta de compromiso de las cadenas de comida rápida a nivel mundial para enfrentar el desafío planteado por bacterias resistentes a los antibióticos.

La resistencia a los antibióticos es una crisis de salud pública mundial, agudizada por el uso excesivo de antibióticos en la agricultura. Se prevé que ésta crezca de 63.200 toneladas en 2010 a 105.600 toneladas en 2030. Si no se toman medidas urgentes para hacer frente a la resistencia a los antibióticos podríamos encarar un futuro en el que las infecciones comunes y lesiones menores podrán matar nuevamente.

El estudio encontró lo siguiente:

McDonald’s ha hecho compromisos con límites temporales en 2 de los 100 países en los que opera, esto equivale a sólo el 2%. La cadena se ha comprometido a abastecerse de pollo criado sin el uso rutinario de antibióticos importantes para la medicina humana en EE.UU en 2017, y en Canadá en 2018. El compromiso no se extiende a otros tipos de carne.

Subway ha realizado una fuerte apuesta limitada en el tiempo en EE.UU. Se ha comprometido a abastecerse de pollo (2016), pavos (2019), carne de vacuno (2025) y cerdo (2025) criados sin antibióticos. Sin embargo, este compromiso sólo se aplica a 1 de los 111 países en los que opera.

KFC no ha hecho ningún compromiso significativo sobre abastecerse de carne tratada sin el uso de antibióticos importantes para la medicina humana en cualquiera de los países en los que opera.

Con más de 100.000 restaurantes en todo el mundo entre las tres cadenas, McDonalds, KFC y Subway tienen gran influencia en el mercado de la carne y productos animales; sus acciones tienen el poder para impulsar un cambio en el uso de antibióticos en la agricultura.

Amanda Long, directora general de Consumers International, dice que “dada la magnitud de la crisis de salud pública que enfrenta el mundo debido a la resistencia a los antibióticos, la respuesta de KFC, McDonalds y Subway, como líderes del mercado, ha sido lamentablemente inadecuada. Los compromisos se limitan sólo a dos países de América del Norte. Necesitamos una respuesta internacional para detener la resistencia a los antibióticos. Las superbacterias no reconocen las fronteras nacionales”. Si no se enfrenta, la resistencia a los antimicrobianos matará a 10 millones de personas al año para el 2050.

El informe de Consumers International fue compilado con la participación de sus miembros, en el período previo al Día Mundial de los Derechos del Consumidor el 15 de marzo, jornada de acción mundial sobre los derechos del consumidor. Este año, las organizaciones de defensa de los consumidores de todo el mundo harán un llamado a las cadenas de comida rápida multinacionales para que remuevan de sus menús la carne tratada con antibióticos importantes para la medicina humana.

Impactos: 96

Artículos relacionados