Estudio de ODECU revela composición de los nuggets de pollo

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU), realizó un estudio comparativo de nuggets de pollo presentes en el mercado chileno a través de un análisis de laboratorio para corroborar que la información entregada por los fabricantes en la rotulación de estos alimentos, sea la que realmente se encuentra presente en dichos productos.

Se analizaron once marcas de nuggets, seis de las cuales corresponden al producto en estado congelado (Tekitos, Jumbo, La Crianza, Great Value, Mister Crispy y Súper Pollo) y cinco  fritos listos para el consumo, que se venden en cadenas de comida rápida (McDonalds, Doggis, Burger King, KFC y Tarragona).

Debido a que en Chile no existe una norma específica para los nuggets de pollo, ODECU realizó su evaluación en base a las exigencias que el artículo 300 del Reglamento Sanitario de Alimentos (RSA) hace a productos como las hamburguesas. En esa línea, el análisis de laboratorio, evidenció que todas las marcas estudiadas superan el 24% de grasa exigido por la normativa mencionada, siendo las marcas Súper Pollo, en productos congelados, y Kentucky Fried Chicken (KFC), en listos para el consumo, las que obtuvieron los niveles más altos, con 60,6% y 56,5%, respectivamente. El promedio de grasa de las once muestras analizadas es de 49,8%.

En tanto, el promedio de sodio de las 11 muestras fue de 536 mg, cantidad alta si se toma en cuenta la dosis diaria recomendada: 1200 mg, para niños de 4 a 8 años, y de 1500 mg, para los de entre 9 y 18. Preocupante es el caso de la marca Doggis, cuyos nuggets fritos listos para el consumo se disparan del promedio al contener 853 mg de sodio cada 100 gramos del producto.

Realizando un promedio de las muestras agrupadas por categoría, se obtuvo que la distribución calórica de los nuggets congelados es de 31% de hidratos de carbono, 20% de proteínas y 49% de grasa. En los fritos listos para el consumo, esta distribución es de 27% de hidratos de carbono, 21% de proteínas y 52% de grasa. Estas cifras dan cuenta de los altos índices de grasas e hidratos de carbono que son ingeridos al comer nuggets de pollo y, por el contrario, el bajísimo aporte proteico, especialmente si se tiene en cuenta que se trata de un producto cárnico.

El presidente de ODECU, Stefan Larenas, sostuvo que “estos productos contienen un alto contenido de grasa, por lo que el consumo desproporcionado de estos  podría generar sobrepeso u obesidad, afectando directamente la salud. Principalmente en la de los niños y, por ende, aumentar el riesgo de presentar enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes, hipertensión arterial, dislipidemías, entre otras”.

Para despejar las dudas respecto a las posibles semejanzas entre los nuggets y el pollo tradicional, la organización de consumidores comparó los resultados obtenidos en el caso de los productos congelados con el etiquetado nutricional de 100 gramos de pechuga de pollo. El resultado fue que los nuggets contienen en promedio más sodio, hidratos de carbono y grasa, de forma sustancial. En tanto que la pechuga de pollo les supera ampliamente en cuanto al nivel de proteínas. Estos resultados son categóricos para Larenas, quien sentencia que “bajo ninguna circunstancia los nuggets pueden sustituir nutricionalmente a un trozo de pechuga de pollo en una dieta saludable”.

Rotulado de los productos

En el caso de las seis marcas de nuggets congelados, todas cumplieron en su etiquetado nutricional, mientras que en el caso de los fritos listos para el consumo, Burger King y Mc Donald’s entregan la información nutricional de sus nuggets a pesar de que la normativa no les obliga a hacerlo por ser alimentos preparados.

Impactos: 578

Artículos relacionados