ODECU publica estudio de calidad de té negro

Diecisiete marcas de té fueron evaluadas a través de un análisis de laboratorio y de rotulación.

Con el objetivo de informar a los consumidores sobre la composición, calidad nutricional y seguridad sanitaria del té negro, es que la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (ODECU) realizó su primer estudio sobre este bebestible, uno de los más consumidos por los chilenos.

Según datos de la industria, en el país se consumen cerca de 9.500 toneladas de té al año, lo que lo ubica como el de mayor consumo de este producto en América Latina y el sexto en el mundo.

Ese contexto es el que motivó a ODECU a llevar adelante este estudio, que se suma a otras iniciativas similares de la organización, como los análisis de calidad de pollos, yogures, bebidas energéticas, entre otras (Revisar otros estudios de ODECU).

Para llevar a cabo este proyecto, la asociación de consumidores estableció una muestra total de 17 marcas (diez de té en bolsitas, siete de té en hojas), las que fueron definidas en base a un sondeo en diversos supermercados de Santiago, realizado durante mayo de 2013. De esta forma, la lista quedó compuesta por: Té Club Ceylán Clásico, Dilmah, Emblem Ceylon Tea, Lipton Yellow Label Tea, Mildred Ceylon Tea, Superior Pure Ceylon Tea, Supremo Premium Blend, Teekanne Gold Teefix, Jumbo Té Ceylán, Líder Selección; en el caso de té en bolsitas. Mientras que, Té Club Ceylán Oro, Emblem Ceylon Tea, Excelsior Ceylon Tea, Lipton Royal Ceylon, Mildred Té Ceylán, Superior Pure Ceylon Tea, Cambiaso Aroma Ceylán; en formato hoja.

Las muestras fueron sometidas a una evaluación respecto al cumplimiento de la Ley de Rotulados, y a un análisis de laboratorio en el que se buscó conocer el contenido de cenizas y de humedad en los tés, así como también la presencia de coliformes y su pureza.

El nivel adecuado de estos componentes incrementa las posibilidades de que los consumidores reciban los beneficios del té, tales como su efecto antioxidante y el citoprotector que, se ha comprobado, actúan contra patologías tan importantes como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. En este sentido, la humedad contenida determina la calidad de conservación del producto. Las cenizas, en tanto, corresponden al residuo inorgánico que queda después de que la materia orgánica del té se ha quemado. Su alto contenido sugiere la presencia de un adulterante inorgánico. Por su parte, los coliformes permiten determinar si existe o no contaminación en el alimento, tal como la pureza se refiere a la presencia de materias extrañas, como maderas, piedras, suciedades, entre otras.

Resultados

La primera etapa de evaluación, correspondiente a la rotulación de los productos, permitió determinar que las 17 marcas analizadas cumplen con lo establecido por el Reglamento Sanitario de Alimentos (RSA).

El análisis de laboratorio también resultó positivo, pues todas las muestras contienen una humedad y cenizas bajo los niveles permitidos por la RSA: 12% y 8%, respectivamente.

En el primer caso, la marca que mayores cifras registró fue Excelsior, con un 8,8% de humedad; mientras que Supremo fue la de menores niveles, con un 6,1%. En cuanto a las cenizas, Lipton alcanzó un 6,1%, en tanto que Excelsior arrojó un 4,7% de esta materia.

Asimismo, todas las muestras mostraron un rango de coliformes dentro de lo reglamentado (menor a 3 NMP/g). Finalmente, ninguna muestra evidenció presencia de sustancias extrañas.

“Las 17 marcas analizadas son aptas para el consumo”, asegura el presidente de ODECU, Stefan Larenas, quien agrega que “las propiedades benéficas no se ven afectadas en ninguno de los casos, la infusión de té negro es inocua y cumple con los estándares de calidad sanitaria, por lo que su consumo es totalmente recomendado”.

Debido a estos niveles de cumplimiento, Larenas sugiere que la diferenciación se encuentra en el precio de cada producto. Para realizar esta comparación, tomando en cuenta que las muestras corresponden a tés en bolsa y en hoja, ODECU cotejó en base al precio del kilo de producto y no según la unidad. El ejercicio permitió observar diferencias importantes.

En la comparación de tés en bolsitas, la diferencia de precios es de hasta un 77%. Mientras el kilo de té Dilmah cuesta 16.388 pesos, el de Supremo, 9.250 pesos. Entre los té en hoja, la diferencia en el valor de cada uno es notoriamente superior: un kilo de Lipton Royal Ceylon cuesta 13.196 pesos, en tanto que el kilo de Excelsior Ceylon Tea llega a los 2.716. Es decir, la diferencia es de un 385%.

Impactos: 2329

Artículos relacionados